COACHING DIRECTIVO

Un líder es aquella persona que se preocupa por sus colaboradores y a la vez alinear la visión de la organización con la de ellos mismos. Es por eso que siempre es bueno el buscar como perfeccionar e ir mejorando en nuestras habilidades de liderazgo.

Para esto contamos con una metodología que nos permite:

 

  • Evaluar el Nivel de Desarrollo del Equipo y de los líderes
  • Desarrollar Habilidades de Comunicación Efectiva
  • Escucha Activa y Manejo de Conflictos

 

Llevando a cabo una alineación clave de la estrategia organizacional con las metas y prioridades del negocio; estableciendo metas, roles, responsabilidades, reglas y protocolos.

En un medio ambiente de trabajo, los resultados logrados son rara vez debidos al talento de un solo individuo; sino la influencia de las actitudes y acciones de sus compañeros y directores. Si la influencia del medio ambiente de trabajo es positiva, una persona tiende a ser productiva. Lo mismo es cierto para un equipo de trabajadores. Cuando la influencia es negativa, tanto los individuos como los grupos, tienden a ser menos productivos.

Nuestra metodología está dedicada a enseñar principios y conceptos por medio de los cuales un grupo puede ser transformado en un equipo de alto desempeño. Mientras que la información es fácilmente entendible, la aplicación llevará tiempo, dedicación y esfuerzo, logrando equipos donde los miembros:

 

  • Reconocen su interdependencia y comprenden que tanto las metas personales como de equipo se llevan a cabo de forma óptima gracias al apoyo mutuo. No se desperdicia tiempo luchando por ganar terreno o intentando ganancias personales a costa de otros.
  • Tienen un sentido de pertenencia para sus trabajos y su departamento, porque están comprometidos con las metas que ellos mismos ayudaron a establecer.
  • Contribuyen al éxito de la organización aplicando sus talentos y sus conocimientos particulares al logro de los objetivos del equipo.
  • Trabajan en un clima de confianza y se les alienta a expresar de manera abierta sus ideas, opiniones, desacuerdos y sentimientos. Las preguntas son bienvenidas.
  • Practican comunicación abierta y honesta. Se esfuerzan por comprender el punto de vista de los demás.
  • Se les alienta a desarrollar habilidades y aplicar lo que ellos aprendieron en el trabajo. Reciben el apoyo del equipo.
  • Reconocen que el conflicto es un aspecto normal de la interacción humana; sin embargo, ellos contemplan tales situaciones como una oportunidad para la creatividad y las nuevas ideas. Trabajan para resolver los conflictos rápida y constructivamente.
  • Participan en las decisiones que afectan al equipo y comprenden que su líder deberá tomar una decisión final siempre que el equipo no pueda decidir o que una emergencia exista. Los resultados positivos y no necesariamente el estar de acuerdo son la meta.

Logrando equipos altamente comprometidos con sus metas y con un desempeño efectivo de las tareas necesarias para alcanzar esas metas, donde los miembros hacen suyos los resultados y asumen una responsabilidad compartida por el éxito del equipo a través de vivir los “ocho atributos clave” para el  alto desempeño, siendo estos:

 

  • El propósito, las metas y las prioridades de negocio están perfectamente claras para todos los miembros del equipo.
  • El equipo está integrado por los “jugadores correctos”. Esto implica que ellos son competentes técnica y funcionalmente, con la habilidad y disposición de influir a lo largo y ancho de líneas funcionales.
  • Los roles/puntos de intersección y terrenos de cada miembro del equipo están perfectamente claros para todo el equipo.
  • Los miembros del equipo están comprometidos con que el equipo “triunfe” (obtenga la meta del negocio) y esto está por encima de sus propios intereses funcionales/locales.
  • El mecanismo de liderazgo para la toma de decisiones que el equipo utiliza es comprendido y aceptado por todos los miembros del equipo.
  • Cada miembro del equipo hace suyos y se siente responsable por los resultados del negocio creados por el equipo. Como resultado, cada miembro del equipo siente que tiene licencia para hablar en relación a cualquier aspecto de la funcionalidad del grupo. El equipo opera como una Junta de Directores Administrativos.
  • Todos los miembros del equipo se sienten cómodos al abordar temas de conflicto dentro del equipo. Consecuentemente ellos están dispuestos a ser francos y honestos, son capaces de despersonalizar, e intentan alcanzar soluciones sobre temas de gran relevancia para el equipo.
  • El equipo tiene una alta disposición a auto evaluar periódicamente su progreso como equipo, enfocado esto sobre la forma en que el equipo funciona como sistema. Esto incluye el evaluar los resultados globales, los compromisos individuales y las reglas de interacción.
Recibir diagnóstico