CFO ¿EL NUEVO SUCESOR DEL CEO? – P3

CFO ¿EL NUEVO SUCESOR DEL CEO?

En los años ochenta o noventa, la pregunta típica de un entrevistador a un Chief Financial Officer (CFO) sería: “¿Cuál es su siguiente paso en su carrera profesional?”. A lo cual el entrevistado probablemente respondería: “Consolidarme como Director Financiero en una empresa”.

A partir del año 2000, la respuesta de un CFO a esta pregunta ha cambiado: “Ser el futuro Chief Executive Officer (CEO) de mi compañía”.

 

No hay duda que el actual o potencial CFO busca postularse como el posible remplazo del CEO de la compañía. De acuerdo con el CFO Barometer, una encuesta anual entre CFO’s a nivel mundial, más del 50% busca adquirir responsabilidades de mayor alcance mientras que 25% aspira a convertirse en CEO.

Ya no es sólo que ellos mismos se perciben en el rol de CEO, sino que sus propios colegas les ven como una alternativa al resto de los miembros del Consejo Directivo. Esto se debe al cada vez mayor número de sus responsabilidades y funciones en las compañías.

Este mismo CFO Barometer desprende un dato que ilumina esta teoría: más del 70% de los CFO’s llevan alguna otra función dentro de la compañía aparte de la propia de administración y finanzas. El alcance llega a las clásicas de Jurídico, Recursos Humanos, Tecnología; no obstante, poco a poco aparecen nuevas funciones como la Cadena de Suministro u Operaciones.

Haciendo un repaso de la evolución del rol del Director Financiero, observamos cómo fue logrando cada vez más relevancia y solidez en los Comités de Dirección y por qué hoy es claramente una alternativa real frente al rol de Director General. El CFO en la actualidad compite en igualdad con los Directores Comerciales y de Operaciones, también aspirantes a ese puesto de liderazgo.

 

  • De los años noventa a inicios del Milenio

Durante este periodo se produce el primer cambio en la figura del CFO. Impulsado por el avance de las herramientas de Tecnologías de la Información, el CFO se convierte en un controlador de la actividad y del día a día de la compañía. Su figura gana un peso relevante en las empresas.

Su involucramiento en la implementación de los sistemas de planificación de recursos empresariales es tal, que el CFO comienza a emitir reportes de negocio, además de los contables, que le hacen ganar peso en las juntas de dirección, al ser herr
amientas críticas en la toma de decisiones estratégicas.

  • Año 2000 en adelante

Debido a la crisis económica, los escándalos financieros y la posibilidad de acceder a información financiera en línea, el rol del CFO adquiere una dimensión definitivamente estratégica y de verdadero valor y peso dentro de las compañías.

Hoy en día es muy habitual, y necesario, que los Directores Generales, antes de tomar una de decisión de inversión, acometer una compra de una empresa, dar un giro al negocio diferente o cambiar una estrategia comercial, consulten al CFO sobre el impacto financiero que esto tendrá en la compañía. El CFO se convierte ahora en el socio de negocio de los Directores Generales y Juntas de Dirección en las empresas.

Ha pasado de ser un técnico experto en finanzas a un verdadero líder financiero con máxima involucración en las áreas Comercial y Operaciones.

Asimismo, esto ha implicado que el CFO se involucre en ya no sólo en el área Administrativa Financiera, sino que cada vez vemos más que se responsabilizan de áreas como Jurídico, Recursos Humanos, Cadena de Suministro y en determinadas estructuras de Operaciones.

Fuente: http://blogmichaelpagemx.com/2014/07/01/cfo-el-nuevo-sucesor-del-ceo/

Image
MARCELA ECHEVERRIA RAMÍREZ
Autor
0
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *